Sobre MSF

¿Qué es MSF?

MSF son las siglas por las que se conoce a Médicos Sin Fronteras, una organización médico-humanitaria de carácter internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política.

Nuestra presencia independiente e imparcial en las situaciones de crisis nos permite dar una asistencia inmediata y temporal a las personas más necesitadas. Ponemos la acción sanitaria en primer lugar, pero también asumimos riesgos, confrontamos al poder y usamos el testimonio como medio para provocar cambios a favor de las poblaciones.


¿Cómo nos financiamos?

La independencia financiera es imprescindible para evaluar libremente las necesidades de las poblaciones a las que asistimos, sin que nuestra decisión esté condicionada por la agenda internacional de los financiadores ni por los intereses de Política Exterior de los Estados o de los agentes directa e indirectamente implicados. Nuestra libertad de acción se basa en los fondos privados, que constituyen el 92% de nuestros ingresos y que nos permiten decidir dónde y cuándo intervenir sin aceptar presiones que condicionen la ayuda.

Por ello, para MSF el apoyo de las iniciativas solidarias es muy importante para seguir nuestro principio de independencia, ofreciendo ayuda libre de presiones políticas, económicas, militares o religiosas, y para poder responder de inmediato a emergencias, a menudo en países o regiones donde no hay otra asistencia o es muy escasa.

Crea tu iniciativa solidaria


¿Cómo usamos tu dinero?

El ejercicio 2012 se caracteriza por una clara consolidación del volumen de nuestras misiones tras varios años de crecimiento continuado.El gasto de proyectos alcanza 78,21 millones de euros. Del total de gastos, el 83,3% se dedicó a atención directa a las poblaciones, y el 2,5% a actividades de testimonio, sensibilización e incidencia ciudadana. El 9,2% se invirtió en captación de fondos y el 5% restante se destinó a gastos de gestión.

En relación a los ingresos, los fondos privados garantizan nuestra independencia económica y de acción. En 2012, estos supusieron el 92% del total de ingresos. 

Fuente: Memoria internacional MSF 2012