Creado por:
Mari Ángeles Galindo
Apoyando a:
Crisis Coronavirus
Cuando vi esta foto, pude palpar el desánimo y la desesperanza de este hombre, en mitad de una crisis que sólo quien la haya vivido puede comprender. Recordé los amargos días de marzo y abril 2020 cuando se nos escapaban entre los dedos los enfermos de COVID, y no importaba cuánto nos esforzábamos, nunca era suficiente, apenas teníamos lo necesario para luchar contra la pandemia.

En aquellos días oscuros hubo mucha gente que nos dio su apoyo, desde los compañeros que luchaban a nuestro lado arriesgando sus vidas, hasta la gente que nos mostraba su cariño y nos sostenía, como el panadero que nos traía bizcochos recién hechos, o los senegaleses que nos regalaban botellas de agua, cada uno en su escala hizo lo que pudo.

Sé que esta iniciativa es pequeña para el inmenso monstruo al que se enfrentan en la India, pero al igual que en el cuento de las estrellas de mar, cada pequeño gesto cuenta. Es nuestro momento de devolver lo recibido, de apoyar a otros. Por eso os pido que os suméis a este proyecto, cada uno en su medida.

Os dejo el cuento de las estrellas de mar por si sentís curiosidad. Gracias de antemano.

Había una vez un escritor que tenía una casa a orillas del mar, en una enorme playa virgen, en la que pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para sus libros. Era un hombre inteligente y culto y con sensibilidad para las cosas importantes de la vida.

Una mañana bien temprano mientras paseaba a orillas del océano vio a lo lejos una figura que se movía de manera extraña como si estuviera bailando. Al acercarse vio que era un muchacho que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

El hombre le preguntó al joven qué estaba haciendo. Y este le contestó:

– ‘Recojo las estrellas de mar que han quedado varadas y las devuelvo al mar; la marea ha bajado demasiado y en cuanto salga el sol y empiece a calentar morirán todas’.

Dijo entonces el escritor:

– ‘Pero esto que haces no tiene sentido; primero de todo que ese es su destino, morirán y serán alimento para otros animales; pero es que además hay miles y miles de estrellas por toda la playa; nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas’.

El joven miró fijamente al escritor, cogió una estrella de mar de la arena, la lanzó con fuerza por encima de las olas mientras exclamaba:

– ‘Para esta… sí tiene sentido’.

El escritor se marchó un tanto desconcertado y turbado. Ese día no encontró la inspiración para escribir y por la noche no durmió bien; soñaba con el joven y con estrellas de mar siendo lanzadas por encima de las olas. A la mañana siguiente se levanto más pronto aun, salió a la playa, buscó al joven y le ayudó a salvar estrellas de mar…

Donar

680 €
Recaudado

23% 3.000 €

5
Donaciones

41
Días restantes

Actividad reciente

  • Elisenda Segui Elisenda Segui donado 160 €

  • Rosa María  Molina Rosa María Molina donado 80 €

    Gracias por tu generosidad y recordarnos que todos somos uno.

  • Usuario anónimo Usuario anónimo donado 80 €

  • gloria correas gloria correas donado 60 €

  • Mari Ángeles  Galindo Mari Ángeles Galindo donado 300 €